Noticias

La concienciación con el reciclaje aumenta en las empresas españolas

empresas recogida residuos

Reciclar es una palabra que actualmente no suena extraña en muchas empresas. De hecho, ya no es solamente algo que el ciudadano haga de manera individual, sino que ha comenzado a formar parte de la responsabilidad social corporativa de muchas entidades que ya se plantean el reciclaje de sus residuos como algo intrínseco a su actividad. Pero no es solo una cuestión económica, sino que de manera sincera cada vez son más las empresas que están concienciadas con la conservación del medio ambiente.

De ahí que la gestión de residuos se haya convertido en un servicio muy demandado por las empresas en los últimos años.

Pero cada empresa desarrolla una actividad distinta por lo que también lo son las necesidades de reciclaje que puedan tener. Así, por ejemplo, una fábrica de componentes electrónicos no tendrá que gestionar los mismos residuos que un taller de coches. Por eso, las empresas de recogida de residuos especializan mucho sus servicios.

Un tipo de residuo, un tipo de servicio

La variedad de residuos que pueden llegar a generar las empresas es muy diversa, pero fundamentalmente podremos distinguirlos entre residuos peligrosos y los no peligrosos. Los primero son aquellos que requieren un tratamiento especial, como puede ser el material radiactivo, especialmente contaminante o, incluso, deshechos sanitarios. El destino de estos residuos es su eliminación a través de procesos específicos y no tanto el reciclaje.

En este caso podríamos dar de ejemplo el aceite de coche o las jeringuillas. Otro ejemplo muy habitual es la gestión de aguas residuales que afecta fundamentalmente a fábricas que por la actividad que desarrollan necesitan evacuar líquidos y sustancias nocivas a los caudales y saneamientos circundantes.

Entre los residuos no peligrosos y más habituales se encuentra por ejemplo el material de oficina, que es uno de los ámbitos donde más se demandan los servicios de reciclaje. Así la cantidad ingente de papel generado por muchas empresas hace necesaria su recogida y posterior reciclaje.

También por una cuestión de protección de datos, para que documentos sensibles no queden al alcance de cualquiera que pueda hacer un uso fraudulento de los mismos. El tóner es otro ejemplo de residuo habitual de las oficinas.

La importancia de separar bien los residuos

Una empresa que quiera obtener este tipo de servicios tendrá que recibir un asesoramiento inicial completo en el que se analice qué necesidades concretas existen en el negocio. Es decir, qué residuos genera y cuál es el mejor modo de retirarlos.

A partir de ahí se ofrece información y, si es necesario, formación para enseñar a los empleados cómo separar correctamente los distintos residuos. Para ello, se colocan recipientes específicos y muy bien identificados adecuados a cada tipo de residuo. De esta forma, el reciclaje se hará de forma eficaz y, sobre todo, ahorrará tiempo y costes.

Una de las cuestiones más importantes a la hora de contratar a una de estas empresas es saber si cuentan con personal adecuadamente cualificado para desarrollar esta labor, pero también si una vez retirados los residuos cumple con la normativa vigente para la correcta gestión de los mismos. En España la normativa es clara al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Calendario

    mayo 2018
    L M X J V S D
    « Abr    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies